En qué consiste el movimiento ‘realfooding’ y por qué te conviene probarlo

appetizer-close-up-cucumber-406152El ‘realfooding’ o el consumo de ‘comida real’ se ha convertido en toda una tendencia en los últimos tiempos en la gastronomía. Un millón de seguidores en Instagram prueban la fuerza de este movimiento, abanderado por el joven nutricionista onubense Carlos Ríos. Más allá de ser una dieta revolucionaria más, se trata de una serie de consejos para alimentarse mejor y estar más sanos y que consisten básicamente en cuidar la calidad de los alimentos que consumimos.

Entonces, ¿qué es la comida real? El nutricionista lo define como los alimentos que no están ultraprocesados, es decir, que no tienen una elaboración industrial compleja. Para ello, el experto marca una norma muy clara: la comida que compremos en el supermercado no debería tener más de cinco ingredientes. Y entre estos ingredientes no deberían contarse ni harinas o aceites refinados ni azúcares añadidos. O si se encuentran que estén en una proporción muy pequeña, inferior al 10% del producto. En todo caso, Ríos recuerda que no se trata de huir en todos los casos de los ultraprocesados, sino de intentar reducirlos al mínimo posible.

Entre los alimentos reales que Carlos Ríos incluye en su lista se encuentran las frutas, las verduras, las carnes y pescados no procesados, los frutos secos, los tubérculos y las legumbres, así como los cereales integrales. En un segundo grupo están los procesados saludables, que cumplen las normas explicadas más arriba. Aquí se incluye el aceite de oliva virgen extra, los lácteos, los panes integrales, los chocolates con un porcentaje de cacao del 85% o superior y los alimentos congelados en crudo o envasados ya cocinados sin un exceso de añadidos.

Los productos que hay que evitar son todos los demás, los precocinados, los refrescos, los lácteos azucarados, los snacks salados, las galletas, los dulces… Se trata de productos que han pasado por un proceso complejo de elaboración que los hace menos saludables. No es solo que tengan menos nutrientes, sino que son más ‘palatables’, es decir, que tendemos a consumirlos en grandes cantidades por su sabor atractivo y tardan más en hacernos sentir saciados, lo cual tiene efectos sobre la obesidad.

Productos bio, una buena elección

Dentro de este movimiento, se anima a los consumidores a buscar productos lo más naturales posibles y por ello las frutas y verduras bio encajan muy bien con esta manera de entender la nutrición. Están dentro del grupo de los alimentos reales y además han pasado por un proceso de producción respetuoso con el desarrollo natural de cada producto, sin utilizar sustancias dañinas para el medio ambiente y cuidando que se mantengan intactos todos sus nutrientes beneficiosos.

En MJ Agroasesores uno de nuestros objetivos es promover hábitos de vida saludables entre la población, tanto en el terreno de la alimentación como de la forma de vida. Por ello promocionamos la práctica deportiva y todas aquellas costumbres que sean beneficiosas para el bienestar como dormir un número de horas adecuado o promover un estilo de vida libre de estrés.

Podéis conocer más datos sobre los productos biosaludables de la familia mjotera, visitando nuestros perfiles de las redes sociales. Nos puedes encontrar en Facebook, Twitter y Linkedin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El origen del Bío

No importa si eres un agricultor experimentado o simplemente tienes curiosidad por el mundo de la agricultura, nuestro blog está diseñado para informar, inspirar y conectarte con la comunidad Mjotera. Únete a nosotros en MJ Agro y descubre cómo la pasión por la (agricultura ecológica) tierra y la naturaleza pueden generar resultados sorprendentes.


Contacto
julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031